Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Seguridad y Soberanía Alimentaria

Cochabamba es un departamento que tiene un gran número de productores lecheros que abastecen a la Planta Industrializadora de Leche (PIL) para el consumo interno y de exportación, mismos que se vieron en conflicto por la supuesta producción excesiva de leche, según personeros de la planta industrializadora.

Hoy en día los alimentos más allá de ser un derecho humano, han pasado a ser un negocio de las grandes transnacionales. El agro-negocio y sus sistemas de producción están afectando a las familias campesinas económicos, social y culturalmente. ALAI (Agencia Latinoamericana de Información) mensualmente publica la revista “América Latina en Movimiento cuya información principal es acerca de la soberanía alimentaria, el derecho de la población a consumir alimento saludable y a producir productos agrícolas según los saberes locales, usos y costumbres para fortalecer la agricultura campesina. Como alternativa, las organizaciones campesinas impulsan la soberanía alimentaria con métodos ecológicamente sostenibles. Compartimos con ustedes uno de los temas de la revista Nº 512, titulado “Los alimentos no son mercancía”.

Familias de 21 comunidades de Tapacarí mejoran la crianza de gallinas dentro del proyecto “Nutrición de niños y mujeres de la Zona Andina”, ejecutado por CENDA en Alianza con HealthBridge-Canadá, que les permite la obtención de huevo y carne para su alimentación y wano para la producción agrícola; de esta manera mejoran la alimentación de toda la familia, especialmente de los niños.

En el marco de las políticas globales de apropiación de la riqueza de los pueblos, las semillas son el recurso más valioso del Siglo XXI, el valor de las semillas superaría el valor monetario generado por la industria petrolera y automotora juntos, lo que genera el interés ambicioso de las empresas multinacionales.

Con en el falaz argumento de que hay que aumentar la producción para así “combatir el hambre del mundo”, las empresas agroindustriales no hacen más que incrementar sus propios ingresos. Pero el problema del hambre no es cuestión de falta de alimentos: el problema del hambre es, y ha sido siempre, una cuestión de injusticia social, que se agrava aún más si unas pocas empresas detentan el control de algo tan elemental, como nuestra comida diaria.

Las semillas son un patrimonio colectivo de los pueblos al servicio de la humanidad. Los campesinos y los pueblos indígenas han sido siempre los custodios y guardianes del conocimiento y los saberes colectivos integrados en la gran diversidad de las semillas, lo que ha permitido el desarrollo de la humanidad como especie.

[LIMA, PERÚ] Mezclar variedades de papa nativas con otras mejoradas ayuda a reducir los impactos de las heladas en las plantaciones y asegura un adecuado rendimiento, confirma un estudio realizado en el altiplano andino, centro originario de la papa donde existen unas cinco mil variedades del tubérculo.

El trabajo respalda el conocimiento tradicional de los productores locales, que ya usan esta técnica.

Después de la Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia”, el gobierno poniendo en práctica los mandatos de los grandes empresarios agroindustriales del oriente boliviano que manejaron la cumbre, aprobó un paquete de leyes y decretos.

Página 4 de 8