Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Opinión

• Gary Antonio Rodríguez Álvarez

El presidente de Bolivia, Evo Morales, conquistó electoralmente a la próspera y antaño opositora región de Santa Cruz”, reportó un cable de la agencia EFE, firmado por Javier Aliaga, con gran repercusión internacional (16/OCT/2014).

Previamente, Morales había dicho que "no planea nuevas nacionalizaciones en los sectores de hidrocarburos, minero ni bancario y que está dispuesto a fortalecer a las empresas privadas si es necesario”, según reportaron Enrique Andrés Pretel y Mónica Machicao, de la agencia Reuters (13/OCT/2014).

Para EFE, el éxito electoral del 12 de octubre fue labrado con acciones favorables y nuevas promesas de Morales a Santa Cruz: "…el Mandatario cambió su anterior discurso de confrontación con el modelo económico cruceño (…) pasando de atacar a la patronal cruceña, a aliarse y fijar nuevas metas de desarrollo con inversión pública: el desarrollo de la mina de hierro Mutún para fundir acero, la planta hidroeléctrica Rositas para producir 600 megavatios y la construcción de un puerto en la hidrovía Paraguay - Paraná…”.

Destacó, asimismo, la agenda de trabajo hacia el 2025 concretada entre el Estado y privados "para que esa región triplique la producción de alimentos, pasando de 15 a 45 millones de toneladas anuales”, dando "una señal de respeto por la propiedad privada con una ley para frenar el avasallamiento de tierras…”

En verdad, muchos están ilusionados con que aquellas megaobras hagan dar a Santa Cruz un salto cuantitativo y cualitativo; los hay también quienes tienen una leve esperanza y dicen con sorna: "con la mitad ya estamos hechos”. Y hay los que no creen absolutamente, recordando lo dicho por Ayn Rand, filósofa estadounidense de origen ruso:

"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada (…) cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar -sin temor a equivocarse- que su sociedad está condenada” (La Rebelión del Atlas).

Frente a estas dos visiones confrontadas, reflexionemos: si el Presidente cumple su palabra y hace lo prometido: ¿quién conquistó a quién? ¿Evo Morales a Santa Cruz o el modelo productivo cruceño lo subyugó a él? El tiempo lo dirá, pero, por el bien del país, ¡quiera Dios que sea lo segundo!

  • Economista, magíster en Comercio Internacional.
Visto 1336 veces
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios
Top