Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Periodico Conosur

En Bolivia los pronósticos de crisis y recesión económica han motivado a algunas comunidades campesinas a incursionar en actividades extra agropecuarias tales como la minería de oro, el narcotráfico y el contrabando, esta última en menor medida, pues requiere recursos para su inversión.

En la minería, el cooperativismo minero es uno de los actores principales en la explotación minera, alcanza alrededor de 1.664 unidades, de las cuales al menos 1.212 son cooperativas auríferas, llegando a emplear a unas 119 mil personas. Desde luego estas cifras de las cooperativas son las formalmente establecidas, sin contar a las cooperativas ilegales o informales.

 

Mineria contaminacion dibujo

 

Una cuadrícula equivale a 25 hectáreas, el costo de la patente minera por cuadrícula varía en función al tipo de actividad a ser realizada, y el pago en bolivianos varía de acuerdo al tipo de cambio en UFV.

 

Distribución de Cooperativas Mineras en Bolivia

Minería MAPA

 

Extractivismo comunal: Alianza comunidad e inversionista privado

 

Tras el seguimiento de un caso concreto en comunidades de la zona andina, se ha podido identificar una tendencia hacia la creación de cooperativas en el seno de los sindicatos agrarios, quienes pretenden incursionar en la explotación de la minería de oro con ayuda de “inversores privados”, es decir, empresarios individuales quienes invierten capitales en los territorios de la comunidad, abriendo caminos, gestionando autorizaciones ante el municipio e incluso cogestionando la autorizaciones ante la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM).

 

Desde luego, estos procesos de negociación comunidad-empresario, suelen por lo general ser bastante largos, y tardan en consolidarse entre 1 a 3 años. En la negociación, casi siempre la comunidad se encuentra en situación de desventaja debido al desconocimiento de aspectos normativos y factores técnicos de exploración y explotación de minerales. Por supuesto; el empresario se encuentra aventajado frente a las autoridades y bases de la comunidad. Un ejemplo de estas negociaciones desfavorables es que haya un acuerdo en el que, el empresario se quede con las ganancias en un 70%, en tanto que la comunidad solo se quede con un 30%.

 

A ello debemos sumar, que el inversor inicia un proceso de generación de alianzas y recurre al compadrazgo, con la finalidad de sumar aliados que velen por sus intereses, este hecho se refleja en los debates en el seno de las reuniones de la organización, en las cuales se pudo observar que ciertas autoridades o ex autoridades de la comunidad terminan defendiendo los intereses del inversor en vez de velar por los intereses de la comunidad. A partir de dichos intereses surgen en el seno de la comunidad tensiones, las mismas que no son resueltas en la organización, pues empiezan a jugarse intereses de grupo.

 

Minería cerro

 

"Como es natural, no hay oro para todos, y solo un grupo podrá beneficiarse del mismo, y para ello se instala la violencia escalonada, primero de tensión y desprestigio entre comunarios, y segundo la amenaza de actores externos a la comunidad como el empresario privado que amenaza al que se opone a sus intereses".

 

Territorio: Una mirada extractivista en las comunidades

En definitiva, en las comunidades se ha instalado la mirada extractivista y cobra fuerza la noción de desarrollo desde una perspectiva material, que supone tener recursos para trasladarse a la ciudad. En la comunidad se situó la ilusión de que la minería de oro es el camino para mejorar sus condiciones de vida, en este camino debe afrontar conflictos internos que surgen entre los afiliados cooperativizados y la afiliación orgánica, pues al surgir un conflicto que no logra ser resuelto por algún sector-el mismo vuelve al seno de la organización para su resolución. Desde luego como es natural, no hay oro para todos, y solo un grupo podrá beneficiarse del mismo, y para ello se instala la violencia escalonada, primero de tensión y desprestigio entre comunarios, y segundo la amenaza de actores externos a la comunidad como el empresario privado que amenaza al que se opone a sus intereses.

 

En este contexto, el debate en torno al cuidado de la naturaleza y la madre tierra pierde fuerza en las comunidades, al grado que están dispuestos a sacrificarlas por los beneficios inmediatos que pueda brindarles la explotación de oro, aunque ello en los hechos sea un simple sueño del cual no tardarán en despertar, pues como está demostrado históricamente no hay oro para todos, sino para un pequeño grupo que se hará funcional al empresario, quedando al final para la comunidad un río, suelos y medio ambiente degradados por la contaminación.

 

Socios de Cooperativas Mineras en Bolivia

Mineria cuadro

TESTIMONIOS

Durante la reunión orgánica del mes de septiembre se emitió el siguiente testimonio:

 

Minería ROSTRO3  “...No pasará como antes, cualquier inversionista que venga, no nos puede engañar, si vienen y ponen dinero con eso no nosbhacemos problema, le daremos el porcentaje…”; “…la cooperativa tiene que ser seria, los inversionistas no pueden apoderarse de la mina que está en nuestro territorio, esa mina no es de algunos nomás, ni del inversionista, ni de un socio, ni del alcalde comunal, es de toda la Subcentral…”, dijo comunario (A). 

 

 

Conflictos: Organización comunal, inversionista y cooperativas mineras

 

La aparición del cooperativismo en el seno de la comunidad agraria ha empezado a generar conflictos, por un lado, los afiliados cooperativizados se resisten a las decisiones colectivas de la comunidad, pues tienden a defender sus intereses económicos por encima de los intereses de la comunidad.

 

Por su parte la comunidad emplea mecanismos de control y frenos a las pretensiones de los afiliados cooperativizados que buscan impedir el ingreso de nuevos comunarios que también quieren beneficiarse con la explotación de la minería de oro en los lechos de los ríos, en este sentido un comunario B), señaló:

“Como organización somos fuertes, a nosotros no nos pueden presionar. Algunos compañeros se están atajando y nos dicen que con su plata están trabajando, y tratan de botarnos. Si la mayoría de la organización decide, tal vez arriba [en el río] encontramos buenos resultados, orgánicamente que se vayan nos han dicho unos cuantos, tenemos que ser conscientes todos y nos ser testarudos, solo orgánicamente vamos a dominar estos problemas, no como cooperativa” dijo comunario (B).  Minería ROSTRO2

 

También, se suscitan conflictos con los inversionistas privados que buscan obtener la mayor cantidad de ganancia posible, para dicho propósito someten a las dirigencias a permanente negociación para ampliar plazos y ventajas contractuales, -demandando más tiempo para recuperar su inversión con el argumento de que no encontraron oro, o que su producción es muy reducida-, y ante la negativa de la comunidad amenazan con iniciarles procesos civiles y/o penales a las autoridades campesinas. En fin, los inversionistas aprovechan el desconocimiento normativo de las comunidades para presionarlos, al grado de querer avanzar hacia áreas fuera de la cuadrícula, y querer aprovechar zonas libres de concesión, que son de uso y aprovechamiento comunal, quienes demandan trabajar dicha área. En este sentido un comunario (C), reflexionó:

 

Minería Rostros 1   “…Quedamos en una semana de explotación para el inversionista y nos pidió una semana más, luego 15 días más, quedamos en trabajar 18 días, decisión de la base, y eso le dolió, por ese desacuerdo empezaron a grabarnos audios para denunciar eso es grave que nos dejó dolidos… No está en el acta, si estaría condicionado, de eso tenemos que darnos cuenta, nosotros podemos subsanar con los inversionistas y quedar bien los 18 días como uno nos hubiéramos parado…” , “..el compañero inversionista don Julio… tiene el derecho de hablar y no está aquí, hay varias cosas que hablar, él como si nosotros no entendiéramos nos habla, … el inversionista quería rescatar todo, daños y perjuicios, no nos oponemos al trabajo dentro del área de la cooperativa, pero del área libre sí”, “...Nosotros nos hemos preparado como es área libre trabajaremos orgánicamente, los compañeros de aquí, de los tres sindicatos orgánicamente como Subcentral se tiene que trabajar mancomunalmente donde es área libre y solicitar una nueva cooperativa, el río no es de uno nomas es de muchos sindicatos… además el aporte era solo para cateo y de eso nadie tiene que reclamar”, dijo comunario (C)

 

Elaboración: Sergio Vasquez R. - Betzabé Saca

Visto 37 veces Modificado por última vez en Jueves, 31 Diciembre 2020 08:26
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios
Top