Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Periodico Conosur

LA VIDA EN LA COMUNIDAD: Genara Colque Adrián Nació el 8 de julio (1979), Comunidad de Uchuqchi, Municipio San Pedro de Buena Vista. Tiene 42 años, padres Clemente Colque (+) Juana Adrián, son 5 hermanos 3 mujeres, 2 varones. De origen quechua y es la penúltima de sus hermanas.

 “PASTAR LAS OVEJAS ES MI ESPECIALIDAD”

 

Genara tiene 42 años, es soltera, vive con su madre de 60 años y sus dos hermanos también solteros, es huérfana; su padre falleció con dolor de estómago cuando tenía unos 8 años no recuerda bien. Genara se dedica a pastear animales de corral, nos cuenta: “Tengo ovejas, mis hermanos cuidan las vacas y burros. Desde niña crecí a lado del pastoreo, me gusta el cuidado de la salud de mis ovejas y los protejo del astuto zorro, para que no me roben a mis ovejitas”.

 

CÑ 180 Genara Colque 180

 

“ME GUSTA HILAR, AL DÍA UN JAYU HAGO”

 

“Durante el pastoreo me ocupo de hilar (phuchkay) la lana de la rueca; a la rueca llena medio kilo de lana) entonces al día hilo un kilo, en tiempo de estiaje llego a hilar kilo y medio porque mis ovejitas no requieren de mucho cuidado, no hay que mirarlos mucho, en cambio, en verano las ovejas requieren mucho ojo, ya los sembradíos están brotando, también afecta el tiempo, a veces llueve y se hila muy poco”. Genara también se dedica a torzalar (k’antiy), la rueca llega hasta 3 kilos porque es más fácil, no requiere de limpiar como la lana de oveja.

 

CÑ 180 Genara el lugar donde vive

 

“AHORA YA NADIE QUIERE HACER HILAR”

 

Genara realiza el hilado, torzalado y pastoreo de ovejas, “Nunca pude aprender el tejido (away) como phullus, aguayos y fajas, no me imagino cómo se hacen esos tejidos”. Ella nos dice: “El hilado realizo  para las personas que me piden, y con eso me visto, me pagan y me compro ropa para vestirme. Ahora ya no estoy hilando porque nadie quiere hacer hilar, prefieren comprar aguayo y razadas ya hechas de la ciudad, también los animales se están perdiendo, qué haremos de aquí para los años que vienen”.

 

“NO HE APRENDIDO A TEJER, AGUAYO ME COMPRO”

 

“No sé tejer, mi madre nunca me enseñó, tampoco le pedí a que me enseñara, siempre me dediqué al cuidado de las ovejas, bueno tampoco hay tiempo para tejer, porque pastara las ovejas requiere dedicación exclusiva y el tejido es para estar en un lugar fijo hasta terminar. En cambio cuando haces el hilado o la rueca tus manos son las que funcionan, puedes hacer sin ver y caminar a la vez, esa es la diferencia. Por esa razón no aprendí a tejer, mis primas tejen bien y tienen varios aguayos, en cambio yo no. Para tener un aguayo tengo que comprarme con Bs. 300.-Bs., Bs. 500.- el mejor aguayo cuesta hasta Bs. 1800.-“.

 

“NO CONOZCO LAS CIUDADES, SOLO UNA VEZ HE IDO A LLALLAGUA”

 

“No puedo ir a las ciudades ¿Quién podría cuidar mis ovejas?, ¿quién cuidaría a mi madre? Por cuidar a mi madre y mis ovejas no me hice de pareja y tampoco conozco las ciudades. El 2020 por primera vez salí a Llallagua a cobrar mi bono de hambre que el gobierno nos mandó, tampoco sé bien cómo nos envió, esa vez por primera vez llegué a conocer la ciudad, fui con mi prima, para mí fue como un sueño caminar por las calles y ver tantas cosas que no hay en mi pueblo. En la ciudad todo es dinero, para entrar al baño necesitas dinero, en mi comunidad es distinto, yo no podría vivir en la ciudad. Tampoco conozco las fiestas, a la fiesta de carnaval nunca fui, para ir al carnaval necesitas ropa, 4 a 5 pares de aguayos, pollera, chompa, blusa, sombrero. Esos días de fiesta sigo pastando mis animales”.

 

“NO SÉ LEER, MI MAMÁ ME SACÓ DE LA ESCUELA”

 

“En la escuela estuve hasta 3ro., o 4to., curso, no recuerdo, después que falleció mi papá, mi mamá no me puso a la escuela, más bien me sacó cuando estaba yendo, por eso no se leer, tampoco conozco los números, no hablo el español, solo hablo el quechua, tampoco conozco mucho el dinero, los billetes”.

 

Entonces, saqué unos billetes de 10, 50, 100 y 200 bolivianos y le enseñé a Genara, cuando observó no logró reconocer; revisando su carnet no firma y dice “ignora”, indica que hace la imnpresión de su huella cuando tiene que firmar un documento.

 

CÑ 180 Genara historia de vida

 

“VOY A ENVEJECER CUIDANDO A MI MADRE Y A MIS OVEJITAS”

 

“Las elecciones presidenciales no me interesa mucho, quiénes estarán en la papeleta, rayé en un lugar y coloqué al cajón y me vine. No hay nada para nuestro pueblo sigue lo mismo”. Le pregunté si quisiera estar en la lista de candidatos “Nooo!!, yo ni se leer me pueden engañar, estoy mejor con mis animales y cuidando a mi madre, así voy a envejecer a lado de mis animales, eso nomás te puedo decir, ahora debo irme corriendo, mis animalies están sueltos, ya es tarde”.

 

CÑ 180 Genara y sus ovejas

 

 

 

Reporte: Navor Rodríguez

Jr.

 

Visto 1241 veces Modificado por última vez en Lunes, 05 Junio 2023 17:11
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios