Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Agua y Minería

Comunidades rurales de Poopó entre el olvido y la negligencia de las autoridades

Es deber del Estado gestionar, regular, proteger y planificar el uso adecuado y sustentable de los recursos hídricos, con participación social, garantizando el acceso al agua a todos sus habitantes; así lo estipula el artículo 374 de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.

No obstante, independientemente de quien se encuentre en el poder, queda demostrado que en muchos casos lo estipulado por la CPE queda como un escrito formal, lejos de ser aplicado en la realidad. Tal es el caso del Municipio de Poopó, donde, comunidades alejadas de los centros urbanos quedan relegados y vulnerables frente a los efectos de la contaminación y la escasez hídrica.

Ya el año 2014 a través de un estudio de Vulnerabilidad y Riesgo Hídrico realizado en las subcuencas mineras de Poopó y Pazña Antequera realizado por CENDA, se pudo evidenciar que 79% de la población encuestada presenta una vulnerabilidad muy alta frente al riesgo de la contaminación hídrica y la escasez del agua, es decir, comunidades que no tienen acceso a servicios básicos o agua suficiente para cubrir sus necesidades básicas. Asimismo un 40.6 % de los hogares encuestados, manifestaron que no cuentan con agua segura y solo disponen en promedio de 5 litros por persona al día para satisfacer todas sus necesidades básicas, poniendo en riesgo su salud, al no contar con lo mínimo requerido – 11 /persona/día establecido por la OMS – para garantizar buenas prácticas de higiene

Vertiente UjQelliri 2

Futuri (vertiente) de la comunidad UjQ'elliri, abastece  a 2 familias y está ubicada a 150 metros de la comunidad.

“Es importante tomar en cuenta que los principales riesgos para la salud humana asociados al consumo de agua contaminada y la escasez, son de índole microbiológica ya que se le atribuye el 80% de todas las enfermedades infecciosas y más de una tercera parte de las defunciones en los países en vías de desarrollo”.

Fuente: OMS (1998)

Sin embargo, los avances para solucionar las demandas de las comunidades más vulnerables son muy lentos, y la primera mitad de la gestión 2019 fue un vivo reflejo de la negligencia de las autoridades. Durante este periodo el sector salud del municipio de Poopó registró un elevado índice de casos de enfermedades gastrointestinales, 857 casos de enfermedades diarreicas para ser precisos, donde, el 62% correspondían a niños entre 4 y 6 años de edad. No obstante, desde el sector salud en coordinación con el equipo técnico de CENDA y las Autoridades Locales de Salud de las diferentes comunidades, se impulsó el desarrollo de una investigación  que permita identificar a la población más vulnerable, en perspectivas de realizar acciones correctivas inmediatas para mitigar los efectos del agua contaminada.

Se tomaron un total de 83 muestras de agua de diferentes fuentes para realizar análisis bacteriológicos (Coliformes totales  y coliformes termotolerantes) en todo el municipio de Poopó. Se tomaron muestras tanto en áreas urbanas que cuentan con acceso a la red de agua potable,  como en áreas rurales donde las fuentes de abastecimiento varían entre ríos, vertientes y pozos comunales.

“Cabe destacar que la normativa nacional, junto con las directrices de EPA (USA), OMS (1993) y la norma 98/83 de la UE mencionan que ambos grupos de coliformes (coliformes totales y coliformes termotolerantes) deben estar totalmente ausentes en agua de uso y consumo humano”. 

Fuente: Cordoba (2007)

Los resultados en conjunto (concentrados poblacionales y comunidades rurales) evidenciaron la presencia de coliformes totales en 81,9% de las muestras, mientras el 48,2% contiene coliformes termotolerantes. Estas cifras son alarmantes, especialmente tomando en cuenta que las coliformes termotolerantes son indicadoras de contaminación fecal en el agua.

Asimismo, la distribución espacial muestra que las zonas rurales están expuestas a un mayor riesgo, por lo que requieren de una intervención inmediata con medidas correctivas que permitan mitigar el impacto del consumo de agua contaminada. Esto se atribuye a que muchas de las familias que pertenecen a las zonas rurales no cuentan con el agua suficiente para satisfacer todas sus necesidades básicas, además de no disponer de las condiciones idóneas para el almacenamiento, manejo y recolección del agua.

mapariesgos

Es importante que el nivel central del gobierno y el sector salud trabajen de manera coordinada en temas relacionados a la gestión del recurso hídrico, especialmente en zonas vulnerables a la escasez y la contaminación hídrica. Asimismo, es importante que desde los municipios se impulsen campañas de educación y salud ambiental con el objetivo de disminuir las malas prácticas de manejo y almacenamiento de agua.  Por último, es responsabilidad del municipio impulsar campañas de monitoreo de calidad de aguas en perspectivas de prevenir futuros problemas asociados a la contaminación de fuentes de agua.

infopoopo

 

GALERÍA DE FOTOS

Redacción y elaboración: Área Gestión Colectiva de Agua

  • Ing. Yasin E. Peredo.
  • Ing. Luis H. Vildozo.
  • Ing. Fabiola Vargas.
Visto 554 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Mayo 2020 17:00
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios
Top