Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Es un hecho que a nivel nacional no existe una regulación ambiental rigurosa para las actividades extractivas. Si hablamos de normas y leyes que regulan al sector minero y otros sectores afines, nos encontramos con una serie de incoherencias, vacíos o simplemente artículos que no reflejan la realidad que se vive en el país. Por ejemplo, la Ley de Minería y Metalurgia, en su artículo 219 menciona que: “…es responsabilidad de los concesionarios (titulares de derechos mineros) prevenir, controlar, reducir y mitigar los impactos ambientales negativos, y remediar/rehabilitar las áreas explotadas de acuerdo a normas ambientales aplicables”.

La explotación minera, contamina las fuentes de agua del municipio Poopó, Oruro. El agua contaminada con las descargas de las mineras, ya no pueden ser utilizadas para para la actividad agropecuaria, mucho menos para el consumo humano.

El jueves 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2017, se desarrollará el Foro: “Minería y justicia ambiental en Bolivia. Hacia la construcción de una agenda común. En el que se compartirá las bases conceptuales y los impactos de la minería en el ambiente y el entorno social, el Foro pretende analizar la situación actual de la minería en Bolivia (tierras altas), sus impactos ambientales y sociales, para apuntalar una reflexión que desemboque en elementos de una básica agenda por justicia ambiental.

Top