Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Seguridad y Soberanía Alimentaria

[LIMA, PERÚ] Mezclar variedades de papa nativas con otras mejoradas ayuda a reducir los impactos de las heladas en las plantaciones y asegura un adecuado rendimiento, confirma un estudio realizado en el altiplano andino, centro originario de la papa donde existen unas cinco mil variedades del tubérculo.

El trabajo respalda el conocimiento tradicional de los productores locales, que ya usan esta técnica.

 

La investigación, publicada en PLoS ONE (30 enero), modeló diversos escenarios de crecimiento de papas, evaluando su comportamiento bajo condiciones agroecológicas contrastantes del altiplano que podrían ser útiles para reducir el impacto de las heladas y, eventualmente, ayudar a mitigar los efectos del cambio climático.

Según los científicos del Centro Internacional de la Papa (CIP), la Universidad de California y la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, la siembra simultánea —en mezcla— de variedades nativas y mejoradas no solo proporciona productos demandados por el mercado, sino que reduce el impacto de las heladas, la vulnerabilidad frente al estrés ambiental y el ataque de plagas y enfermedades, mientras mantiene el rendimiento.

Otras medidas recomendadas para enfrentar las heladas son reintroducir semillas de calidad a los agricultores y desarrollar genotipos con un inicio temprano de tuberización y una tasa precoz de agrupamiento. 

En su análisis, los investigadores usaron dos especies de papas nativas resistentes a heladas —Solanum juzepczukii variedad Luki y Solanum ajanhuiri variedad Ajanhuiri—, y dos variedades comerciales susceptibles a heladas (Solanum tuberosum ssp. tuberosum var. Alpha y Solanum tuberosum ssp. andigenum var. Gendarme).

“Validamos con evidencia científica que las prácticas de los agricultores andinos obedecen al enfoque de reducción del riesgo frente al impacto climático utilizando la diversidad de variedades y especies que conservan”, comenta aSciDev.Net Bruno Condori, investigador del CIP-Bolivia y coautor del estudio. 

Los investigadores lograron “cuantificar la resistencia del follaje a las heladas y su impacto sobre el rendimiento de los tubérculos de las variedades de papa más representativas de la zona andina, usadas para el mercado y el autoconsumo”, añade.

Según Gaby Rivera, especialista en Recursos Naturales y Cambio Climático del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola, este tipo de estudio evidencia a nivel científico el grado de resistencia entre papas nativas y comerciales, y vincula metodologías y conocimientos científicos con conocimientos ancestrales para hacer frente al cambio climático en sistemas productivos de altura (sobre 3.500 msnm).

Propone aplicar una metodología similar para otros cultivos andinos como el tarwi (Lupinus mutabilis), la kiwicha (Amaranthus caudatus), la quinua y el maíz.

“Se necesitan más investigaciones que permitan a los tomadores de decisiones conocer la importancia de la conservación de la agrobiodiversidad in situ de especies de importancia por su resistencia al cambio climático y la seguridad alimentaria, así como campañas de incentivos y promoción para generar nuevos hábitos de consumo”, remarca Rivera a SciDev.Net.

“Validamos con evidencia científica que las prácticas de los agricultores andinos obedecen al enfoque de reducción del riesgo frente al impacto climático”. Bruno Condori 


Fuente: www.scidev.net 

Visto 2789 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Diciembre 2015 15:48
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios