Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Seguridad y Soberanía Alimentaria

La agricultura urbana o periurbana es una nueva tendencia de producir vegetales en espacios pequeños de traspatios o en macetas para el autoabastecimiento de la familia, esta forma de producción está cobrando mucho interés como consecuencia de la expansión y crecimiento de las ciudades,  el incremento poblacional y la migración del campo a las ciudades.

 

CENDA, con el financiamiento de We Effect, desde el año 2019 impulsa el establecimiento de huertas agroecológicas familiares a la cabeza de mujeres líderes del Comité de Género, organización perteneciente a la FEDECOR (Federación Departamental Cochabambina de Organizaciones de Regantes), con el objetivo de fortalecer e impulsar la equidad de género dentro de sus hogares y organizaciones. Estas actividades van de la mano de capacitaciones sobre la producción agroecológica, aspecto importante que ayuda en la alimentación sana, la economía e integración de la familia en el trabajo del huerto.

Dentro el proyecto se tiene nueve huertas agroecológicas con sistemas de riego por goteo, las mismas que están ubicadas en el valle alto (Punata), valle central (Sacaba) y valle bajo (Quillacollo), siendo huertas piloto para impulsar la producción agroecológica como alternativa a la producción convencional que hace uso indiscriminado de productos agroquímicos nocivos para la salud.

Taller en Punata sobre bocashi

Taller sobre agroecología en Punata-Cochabamba

 

En las huertas se realizó la siembra y trasplante de diferentes especies de hortalizas (lechuga, vainita, tomate, betarraga, brócoli, tomate, rábano, haba, arveja, zapallito de tronco, carote, etc.), siendo las mujeres las pioneras quienes a su vez lograron la integración de la familia (esposos e hijos), obteniendo alimentos sanos, nutritivos y lo más importante es que dejaron de depender del mercado, aportando de esta manera a la seguridad alimentaria de sus hogares.  El siguiente testimonio nos da a entender el aporte que significó el proyecto, para estas familias:

"La producción de la huerta me ayuda en cuestiones de alimento que tengo que poner a la olla, cuando no tengo nada en la casa para cocinar, me dirijo a la huerta para sacar verduras frescas de ahí, es un ayuda, un apoyo para nuestra economía. Antes compraba del mercado las hortalizas, pero es mucho mejor producir uno mismo, porque es más sano, fresco y más dulce" Eugenia Quiroga de Valle Central.

familia de Eugenia Quiroga de Valle Central Sacaba Cochabamba

Eugenia Quiroga junto a su esposo cosechango hortalizas de su huerto familiar

Ante la situación actual que vive el país y todo el mundo, por la pandemia del COVID-19, la agricultura urbana está cobrando mucho interés para autoabastecerse de verduras frescas para el entorno familiar y realizar un aporte importante en la seguridad alimentaria; las huertas pilotos abastecen con alimentos frescos durante este tiempo crítico; varias familias están iniciando otro ciclo de producción para tener alimento disponible a lo largo del año, poniendo en práctica las capacitaciones.

 “Trabajando en la huerta, el día se pasa como si nada”

“Los huertos que tenemos nos han puesto en actividad, nos han puesto en acción, le estamos dando tiempo, es terapia para aquellas personas que no pueden salir en esta cuarentena. Trabajando en la huerta el día se pasa como si nada, yo pensaba que este mes de cuarentena no iba a poder estar en mi casa, con el trabajo en la huerta se va el tiempo volando. Siempre hay algo que hacer en los cultivos, el maíz, hay que regar, estoy remodelando mi huerto familiar, recién he sembrado cebolla, rábano, y varias hortalizas, ya está con abono y todo”. Ross Mery Moreira Zárate de Valle Alto (Punata)

“Podemos sembrar para alimentarnos bien y sanamente”

“Estamos viendo que la economía va a caer después de esta pandemia, no vamos a tener recursos económicos para sustentarnos. Yo veo algo apreciable las huertas que tenemos, si podemos sembrar para alimentarnos bien y sanamente, he visto con mucha esperanza esta actividad que nos ayuda mucho en nuestra economía.

En estos momentos tenemos en nuestro huerto coliflor, brócoli, espinacas, achojcha, remolacha, también cebolla, sana producción comemos toda la familia, da miedo ir a comprar hortalizas y traer a la casa, nos imaginamos que la gente que camina en el mercado está infectada. Por eso digo que todos debemos hacer nuestra propia producción” Ross Mery Moreira Zárate de Valle Alto (Punata)

Ros Mery Moreira Zárate

Ross Mery Moreira junto a su esposo en su huerto familiar

No cabe duda que los huertos son espacios de integración familiar, a lo largo de la cuarentena los trabajos en los huertos han sido asumidos por toda la familia, de esta manera el objetivo de la economía del cuidado está siendo alcanzada poco a poco y la capacitación impartida sobre producción agroecológica a las mujeres se visibiliza y valora. Los testimonios que se presentan dan fe de lo que se señala:

“todo lo que nos han enseñado en los talleres de agroecología nos está ayudando en la producción de las hortalizas en nuestro huerto”

 “Esta pandemia nos tiene preocupados a toda la familia, a todo el mundo, esto es algo preocupante, ya hay una desesperación de la familia de querer salir a trabajar para nuestra economía.

De todas maneras, creo que todo lo que nos han enseñado en los talleres de agroecología nos está ayudando en la producción de las hortalizas en nuestro huerto, estamos sembrando, y produciendo, es algo paliativo porque nos está ayudando mucho.

Esperamos que la pandemia pase lo más antes posible, yo sé que va a tener sus repercusiones, pero de alguna manera, hay que luchar, no salir a la calle, cuidarse, si salimos estar con todas las precauciones, porque si uno se contagia, eso es grave, porque la familia sufre en carne propia”. Juan López Sánchez

Juan Lopez Sachez de Valle Central

Juan López Sánchez, feliz junto a sus garotes cosechados

“De alguna manera nos ha fortalecido a mi esposo y a mí el tener esta huerta”

Lo poco que ayuda mi esposo en el huerto aliviana algunas actividades del huerto. Pienso que él está acostumbrado a trabajar fuera de casa, si no sale a hacer el trabajo, encerrado, fácilmente se puede enfermar, viendo aquello yo le dije que me ayudara en el huerto, a pesar de que no conoce bien de la producción.

Le pedí que regara las hortalizas del huerto, hizo mal, pero hizo el trabajo, a veces me lo pisa las plantitas que recién he plantado, pero no se da cuenta, y se disculpa cuando ve la planta ya muerta. No está acostumbrado a cuidar las plantas miniaturas, pero de alguna manera nos ha fortalecido a mi esposo y a mí el tener esta huerta. Ross Mery Moreira Zárate de Valle Alto (Punata)

 

FOTO DE PRESENTACIÓN

Familia de Ross Mery Moreira Zarate, regando y desyerbando su huerto

El esfuerzo de las mujeres va brindando sus frutos, y es grande la satisfacción de quienes apoyamos con nuestro granito de arena para que la producción agroecológica sea valorada como verdadera seguridad alimentaria.

 

Equipo Seguridad y Soberanía - CENDA

 

 

 

Visto 170 veces Modificado por última vez en Lunes, 04 Mayo 2020 21:23
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios
Top