Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Seguridad y Soberanía Alimentaria

CENDA, bajo el enfoque de la producción agroecológica, asume que el suelo es un ente vivo no renovable, porque en él viven millones de microorganismos que cumplen múltiples funciones que ayudan a mantener la fertilidad del suelo, generan microclimas, en ella viven controladores naturales de plagas y enfermedades, por lo tanto; tienen un papel vital en la producción de alimentos, mantenimiento de la diversidad y garantizan la seguridad alimentaria.

 MÓDULO II: MANEJO Y CONSERVACIÓN DE SUELOS PARA LA SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA

Para las comunidades campesinas y pueblos indígenas, el territorio es la vida misma, es el espacio donde se construye identidad y dentro de ese espacio vital la tierra productiva o el suelo es un ente vivo que brinda alimento y alberga biodiversidad.

En la actualidad (y en el futuro ) el desarrollo agrario nacional, enfrenta muchos problemas como la parcelación en algunos territorios (valles y altiplano) y el acaparo en otros casos (oriente) convirtiéndose incluso en un medio de acumulación de riquezas; y dependiendo de la forma en que se solucionen los problemas de la propiedad y acceso a la tierra, a los recursos naturales y a la biodiversidad, la propiedad territorial constituye un problema que origina conflictos sociales.

En ese escenario general, la tierra productiva tiene a su vez sus propias dificultades y peligros como la amenaza de la desertificación, la contaminación por el uso excesivo de fertilizantes y productos agroquímicos que degradan incesantemente la tierra afectando a los productores quienes no encuentran soluciones a estos problemas porque no es una prioridad en la agenda gubernamental, a pesar de las muchas leyes existentes.

PAE MOD II 6

Por eso desde CENDA, bajo el enfoque de la producción agroecológica, asume que el suelo es un ente vivo no renovable, porque en él viven millones de microorganismos que cumplen múltiples funciones que ayudan a mantener la fertilidad del suelo, generan microclimas, en ella viven controladores naturales de plagas y enfermedades, por lo tanto; tienen un papel vital en la producción de alimentos, mantenimiento de la diversidad y garantizan la seguridad alimentaria.

Según reportes de la FAO (2015) el 33% de la superficie terrestre mundial esta degradada, de los cuales alrededor del 47% son bosques, mientras que las tierras agrícolas degradadas representan el 18%, siendo las principales causas; las prácticas inadecuadas de los sistemas agrícolas convencionales como ser; uso excesivo de agroquímicos, monocultivos, deforestación, erosión del suelo, perdida de cobertura vegetal, pastoreo excesivo, contaminación, efectos del cambio climático, etc.

 PAE MOD II 1

 

CENDA impulsa la conservación y restauración de suelos mediante el uso de prácticas agrícolas sostenibles y amigables con el medio ambiente

Todos estos factores mencionados reducen la productividad de los cultivos poniendo en riesgo la seguridad alimentaria mundial, en ese sentido CENDA impulsa el manejo, conservación y restauración de suelos a agricultores y comunidades campesinas mediante el uso de prácticas agrícolas sostenibles y amigables con el medio ambiente, con insumos y materiales de fácil acceso y localmente disponibles.

Continuando con la formación de promotores agroecológicos, en este módulo se abordaron temas teóricos y prácticos, elaborando abonos orgánicos como el bocashi, diferentes formas de usar el estiércol, compost, la importancia del mulch o coberturas vegetales en el cuidado y protección de los suelos.

PAE MOD II 2

Los participantes del curso también aprendieron la elaboración de abonos líquidos como el biol, purín de ortiga, té de estiércol, como alternativa al uso de fertilizantes químicos ya que estos abonos mejoran la fertilidad de suelos degradados, mejoran las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo incrementando la productividad de los cultivos.

PAE MOD II 4

Entre otras prácticas también se destacó la importancia de las rotación y asociación de cultivos como prácticas para mantener y mejorar la fertilidad de los suelos, de igual forma ayudan al control de plagas y enfermedades presentes en el suelo y ambiente.

Todas las prácticas y bioinsumos anteriormente mencionados tienen la finalidad de mejorar la productividad de los cultivos agrícolas cuidando las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo en busca de su sostenibilidad.

PAE MOD II 7

Redacción: Área Seguridad y Soberanía Alimentaria

NellyPC

 

Visto 391 veces Modificado por última vez en Lunes, 10 Julio 2023 17:11
Compartir esa articulo

Sobre el Autor

CENDA

CENDA es una institución sin fines de lucro que acompaña las estrategias propias de manejo y control del territorio y recursos naturales. Comparte nuestros contenidos y síguenos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestras actividades.

Sitio Web: cenda.org/joomla30
Inicia sesión para enviar comentarios