Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

CENDA / 12 de Septiembre de 2020. CENDA inició un ciclo de conversatorios sobre la importancia de los saberes ancestrales en torno a la predicción climática para la producción agrícola. La predicción del clima basado en indicadores naturales, o bioindicadores, es vital para la toma de decisiones en la agricultura familiar campesina de Bolivia, sin embargo, algunos de estos indicadores han ido perdiendo confiabilidad a raíz de las bruscas alteraciones en el comportamiento de la naturaleza que está generando el cambio climático,

Los sabios de las comunidades compartieron experiencias sobre el cultivo, recolección y uso medicinal que tiene cada planta que producen en sus regiones. A partir de estos conocimientos reflexionaron sobre la importancia de recuperar, fortalecer los saberes locales sobre medicina que es transmitida de generación en generación.

El evento tuvo lugar en el departamento de Oruro entre el 6 y  8 de junio 2019, donde se analizó la problemática global de la situación agropecuaria tanto a nivel nacional como local; identificándose que existen amenazas de empresas transnacionales que buscan la dependencia de los productores, haciéndoles olvidar tecnologías y por lo tanto, tornándoles más vulnerables económica, social, ambiental y políticamente.