Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Estudios recientes demuestran que el Poopó es una zona de sacrificio, donde la minería está por encima del bienestar del hombre y el medio ambiente, hay más de 400 concesiones mineras y alrededor de 5.798 hectáreas de pasivos mineros acumulados.

Extractivismo minero en Poopó, Bolivia: zona de sacrificio y vulneraciones de derechos humanos

En Bolivia los pronósticos de crisis y recesión económica han motivado a algunas comunidades campesinas a incursionar en actividades extra agropecuarias tales como la minería de oro, el narcotráfico y el contrabando, esta última en menor medida, pues requiere recursos para su inversión.

Los datos muestran que el Gobierno de turno, sin importar el color político, tiene como política pública seguir impulsando el extractivismo minero. Este mensaje es también recibido con entusiasmo en algunas comunidades, quienes se dan modos para impulsar la minería, en algunos casos una minería artesanal y en otros una minería apoyada por inversionistas privados, a quienes están dispuestos a reconocerles hasta el 70% de las ganancias que reporte la explotación de la minería de oro.

CENDA / 19 de Octubre de 2020.- El agua y los bosques son recursos naturales que sufren las consecuencias del extractivismo, en la actualidad vivimos y sentimos los efectos de la sequía y contaminación del agua como el caso del lago Poopó en Oruro (tierras altas) y la quema de bosque en la amazonia (tierras bajas).