Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Derechos Colectivos y Conflictos Socioambientales

La situación agraria en Bolivia es un tema de análisis profundo que las organizaciones sociales del país, encabezadas por la Confederación de Campesinos de Bolivia (CSUTCB) deberían llevar adelante, tomando iniciativas para conseguir conquistas que hace muchos años intentan lograr. De un tiempo a esta parte los movimientos sociales han olvidado la lucha por la tierra y territorio, están confiados que el "proceso de cambio" solucionará la problemática de tenencia y propiedad de la tierra, el latifundio, minifundio, surcofundio.

Las transformaciones socioeconómicas por las que atraviesan comunidades y territorios indígenas originario campesinos, tienden a debilitar a la agricultura tradicional, a pesar de que en el largo plazo gran parte de los jóvenes campesinos indígenas tienen como perspectiva de vida la práctica agropecuaria al interior de sus territorios, las dinámicas económicas vinculadas con la explotación de recursos naturales, deterioro de los sistemas productivos, cambio de actividad productiva y procesos de migración y multiactividad juvenil, limitan la concreción de la mencionada perspectiva.

En este capítulo la investigación realizada presenta un informe en torno a la discusión sobre la tenencia de tierra en la Subcentral Novillero (municipio Aiquile, provincia Campero, departamento de Cochabamba), que permite interiorizarnos en la realidad agraria de la zona, enfatizando en el derecho de propiedad agraria –titulación individual y/o titulación colectiva–, y la extensión de tierra que posee cada familia destinada a la actividad agrícola y/o pecuaria. Interesantes datos desde el punto de vista de los comunarios.

Este capítulo es parte del libro que titula "La problemática de la tierra a 18 años de la Ley INRA" publicado por FUNDACIÓN TIERRA.

ENTREVISTA: El crecimiento irracional de las ciudades, caso Cochabamba y otras a nivel nacional, trae consigo consecuencias fatales para las áreas rurales cercanas a estas urbes o metrópolis. Este crecimiento de la población urbana hace que las políticas públicas prioricen el cemento antes que la vegetación, de esta manera se invaden tierras de cultivo, afectando la seguridad alimentaria, se prioriza el agua para los habitantes citadinos, antes que para el riego de cultivos.

Página 4 de 11