Acompañando las estrategias propias de manejo, control del territorio y los recursos naturales

Seguridad y Soberanía Alimentaria

La crianza de camélidos es una actividad a la que se dedican las familias en varias comunidades de la provincia Ayopaya, Cochabamba, aporta en el desarrollo económico, cultural y en la alimentación saludable de los comunarios.

Los camélidos son una familia de mamíferos artiodáctilos, en Sudamérica y particularmente en Bolivia incluye dos especies domésticas, la alpaca y la llama y a dos silvestres, la vicuña y el guanaco. La crianza de llamas y alpacas se desarrolla en la zona andina del país; La Paz, Oruro, Potosí, zonas andinas de Cochabamba.

En esta temporada es impresionante ver pasearse a las crías de llama y alpacas, en esta región de Cochabamba. Los que nacen entre diciembre y enero, son considerados los más fuertes porque hay mayor disposición de una variada y mejor dieta gracias a los pastos verdes y frescos de la temporada. Los que nacen entre marzo, abril o después corren el riesgo de morir antes de llegar a la madurez, a causa de las bajas temperaturas y la falta de pastos.

 1crianzallamaCrías de llamas, Comunidad Muñuz Cueva, Ayopaya.

2crianzallama

El periodo de gestación en alpacas y llamas es prolongado (aproximadamente de 11 meses), por ello, las crías nacen en estado avanzado de madurez. Por tanto, el desarrollo poblacional es poco dinámico, debido a que nace una sola cría por cada hembra.

3crianzallamaCrías de llamas, Comunidad P´alta Cueva, Ayopaya.

4crianzallama

En Bolivia una llama puede llegar a costar entre Bs.- 700 a Bs.-1.000, una alpaca entre 400 a 500 y una familia puede llegar a tener de 20 a 300 (o más) llamas.

En estas comunidades de Ayopaya la crianza de camélidos garantiza la seguridad alimentaria porque los comunarios consumen la carne de llama, por ejemplo, en fiestas culturales preparan el tradicional p´ampaku.

5crianzallama1

 6crianzallama

También es una forma de ahorro, se vende la lana (o fibra) y la carne, el dinero ganado, a lo largo del año, les sirve para comprar materiales escolares y cubrir otras necesidades, realizar fiestas. Les sirve como medio de carga y transporte.

7crianzallamaCrías de llamas, Comunidad Chillavi, Ayopaya.

El año 2005, en la Región Andina (de América) había aproximadamente 3.764. 000 llamas, 3.489.000 alpacas, 248.500 vicuñas y 797.500 guanacos. El país de mayor importancia en la producción camélida es el Perú que posee el 87% de alpacas, el 30% de llamas y 57% de vicuñas. Bolivia posee el 64% de llamas, el 12% de alpacas y el 18% de vicuñas.  Fuente: FAO, “Situación actual de los camélidos sudamericanos en Bolivia".

El pastoreo es una actividad que todos los miembros de la familia. En Chillavi se ha constatado que los varones se dedican a esta tarea, porque la llama sube montañas, es muy pícara.

8crianzallamas

 

 

NPC.

CENDA/ El cambio climático en Bolivia trae consigo: sequías, temperaturas elevadas, incendios forestales, heladas, granizadas, etc.; por lo tanto, los pequeños productores campesinos están más expuestos a la inseguridad alimentaria. Las comunidades campesinas de la región andina de la prov. Ayopaya (Cochabamba) están siendo afectadas por las heladas y sequías en este ciclo agrícola 2020–2021; estos fenómenos climáticos ya fueron pronosticados por predictores(as) de 6 comunidades de las subcentrales Chillavi y Muñoz Cueva.

CENDA/ 4 de enero 2021: El Centro de Comunicación y Desarrollo Andino (CENDA – Cochabamba) convoca a egresados agrónomos (as), que tengan interés en desarrollar una investigación enmarcada en la producción agroecológica en comunidades de la zona andina de Cochabamba (Provincia Ayopaya).

La agricultura ecológica es una práctica de los pueblos productores de alimentos, del estiércol se puede realizar té para abonar las la tierra, los cultivos, plantas, otros, de esta manera con este fertilizante orgánico aparte de enriquecer la tierra también se ahorra mucho dinero.

CENDA / 12 de Septiembre de 2020. CENDA inició un ciclo de conversatorios sobre la importancia de los saberes ancestrales en torno a la predicción climática para la producción agrícola. La predicción del clima basado en indicadores naturales, o bioindicadores, es vital para la toma de decisiones en la agricultura familiar campesina de Bolivia, sin embargo, algunos de estos indicadores han ido perdiendo confiabilidad a raíz de las bruscas alteraciones en el comportamiento de la naturaleza que está generando el cambio climático,

CENDA / 17 de Agosto de 2020.- Las situaciones de conflicto ocurridas en el país; (octubre-noviembre 2019) y la actual pandemia por el COVID-19, ha propiciado un escenario crítico, principalmente en lo que se refiere a la salud y la alimentación; en el primer caso, los bloqueos de las carreteras han dificultado a los habitantes de las ciudades al acceso a los alimentos en suficiente cantidad y calidad, y en el segundo caso las medidas de cuarentena impuestas desde el gobierno central han hecho que incluso se cierren fronteras poniéndonos en una situación de inseguridad alimentaria.

El chuño, alimento de nuestros ancestros, es parte de la alimentación en las zonas andinas y altiplano de nuestro país y países vecinos donde tienen la tradición de elaborar este delicioso alimento.

El chuño es la deshidratación de la papa, un proceso de elaboración que considerando el ciclo agrícola en las comunidades se realiza en los meses de junio y julio, época de invierno, después de la cosecha y clasificación de la papa, donde priorizan y aseguran la alimentación de la familia para todo el año. Una parte de la producción es guardada para la semilla del año siguiente y otro por ciento de papa cosechada, para la elaboración del chuño que será también guardado para la alimentación de la familia.

Las familias agricultoras de los valles de Cochabamba, durante esta cuarentena y para hacer frente a la pandemia del coronavirus, se han dedicado a la producción de hortalizas agroecológicas en sus huertos familiares, que fueron de gran manera un apoyo para su economía y su alimentación sana.

Página 1 de 14
Top